EL AYUNTAMIENTO INSTALA PANELES DE POLICARBONATO EN LAS VENTANAS DE LOS COLEGIOS PÚBLICOS

20/01/2021

Con esta medida se evitan las corrientes de aire en las clases de los centros escolares, ante la obligación que tienen los colegios de mantener puertas y ventanas abiertas para evitar la propagación del virus.

El Ayuntamiento de Espartinas ha iniciado la instalación de paneles de policarbonato en las ventanas de los colegios públicos de la localidad. Con esta medida se evitan las corrientes de aire en las clases de los centros escolares, ante la obligación que tienen los colegios de mantener puertas y ventanas abiertas para evitar la propagación del virus. Estos paneles de plástico se están colocando en las ventanas, tapando en su mitad aproximadamente la abertura de la misma. El aire pasa por encima de los paneles, evitando así que la corriente de aire incida directamente sobre la cara y cuerpo de los alumnos.

La instalación de estos paneles se ha iniciado en el colegio Natalia Albanés y en total serán 175 ventanas y 6 puertas las que contarán con este sistema que permite la renovación de aire de las aulas sin que los niños y niñas tengan que sufrir el frío y la corriente sobre ellos.

Esta iniciativa ha sido vista con buenos ojos por las direcciones de los centros escolares, que ven una solución a los problemas de corriente de aire en las aulas. Además, la colocación de estos paneles aminorará el frío en el interior de las clases. Se espera que esta semana estén todos los trabajos terminados.

Por otro lado, mañana se inician los cursos de formación del profesorado y personal no docente de los colegios púbicos en los que el Ayuntamiento instaló recientemente desfibriladores semiautomáticos, vitales en caso de parada cardiorrespiratoria. Como se recordará el Ayuntamiento amplió la red de desfibriladores instalados en espacios públicos de nuestra localidad con la instalación de estos instrumentos en el IES Lauretum y en los colegios Natalia Albanés, María del Carmen Gutiérrez y Espartinas (el colegio Cerro Alto ya disponía de desfibrilador). Un quinto aparato se colocó en la Hacienda Guardiola, donde actualmente está la nueva sala de estudios. Con esta formación se asegura que en cada centro existan varias personas que saben utilizar estos desfibriladores. Está previsto que esta formación se amplíe también a los monitores de las escuelas municipales deportivas y a personal del consistorio, que se unirá al nutrido grupo de personas que tienen el título necesario para la aplicar los desfibriladores.