ESDUDO-AYTO-correo.jpg

COMUNICADO SOBRE EL CIERRE DEL AMBIGÚ DEL BELÉN VIVIENTE EN LA CASA DEL GUARDA DE GUARDIOLA

15/12/2015

El Ayuntamiento de Espartinas ha procedido al cierre del ambigú que la Hermandad del Rocío había instalado bajo su responsabilidad en la conocida como Casa de la Guarda, situada en la Hacienda Nuestra Señora de los Remedios, donde la hermandad estaba desarrollando un belén viviente. Las razones de este cierre no es otro que la carencia de este edificio de licencia de apertura como bar, ya que su uso es el de salvaguarda de aperos. Este lugar no está preparado para cocinar, sin extracción de humos, ni medidas de seguridad propias y necesarias para la instalación de una cocina, que va a proceder a la venta de un producto cocinado al público.

El Consistorio quiere dejar claro que la hermandad sólo tenía autorización para la instalación del belén, mediante la cesión gratuita del edificio de la Hacienda Nuestra Señora de los Remedios, pero nunca para el establecimiento de un bar. Ante la petición verbal de instalar este servicio, el consistorio comunicó en reiteradas ocasiones a la rociera su negativa a la instalación del ambigú en este edificio que carece de medidas de seguridad.

A pesar de no contar con la autorización, la hermandad instaló, bajo su responsabilidad el servicio de bar en la Casa del Guarda. Hay que apuntar que las llaves de este edificio, que forma parte del conjunto de la Hacienda de Nuestra Señora de los Remedios, no estaba en poder del ayuntamiento, sino de un tercero que tenía una cesión no reglada del edificio por parte de Esdelsa para montar un bar a pesar de que no tenía licencia para el desarrollo de esta actividad.

El pasado fin de semana, la hermandad rociera abrió su belén viviente, con un ambigú en la Casa del Guarda, a pesar de no tener autorización para el mismo.  El Ayuntamiento de Espartinas le comunicó a su presidente que cerrara el ambigú en este edificio, debido a la ilegalidad del mismo, y lo abriera en los exteriores de la hacienda, tal y como venía haciendo en años anteriores,  oferta que declinó la Hermandad, manteniendo el bar en la Casa del Guarda.

El Ayuntamiento de Espartinas volvió a comunicarayer lunes por escrito a la Hermandad el cierre del ambigú, instándoles a abandonar esta instalación, ya que es obligación de este Consistorio velar por la seguridad de todos los usuarios de cualquier edificio municipal. Este Ayuntamiento lamenta profundamente tomar esta decisión, al igual que se muestra contrariado con la decisión de la hermandad de suspender el belén viviente, que ha contado con la colaboración de este Consistorio en la medida de sus posibilidades.

El Ayuntamiento fomentará cualquier actividad cultural, deportiva o de ocio, siempre y cuando ésta no perjudique la seguridad de los usuarios. El consistorio entiende que nada tiene que ver la celebración de un belén viviente con un ambigú, por lo que confía en que la Hermandad reconsidere su postura, desarrolle esta actividad e instale el servicio de bar en el exterior de la Hacienda Nuestra Señora de los Remedios, como ha hecho en otras ocasiones. Esta tarde a partir de las 19.30 horas, representantes del Ayuntamiento y de la Hermandad mantendrán una reunión para buscar una solución que satisfaga a la rociera con el objetivo de que siga con la celebración del belén. Desde el Consistorio se quiere dejar claro que salvaguardará las tradiciones del municipio y colaborará en las acciones que sean necesarias para velar por las mismas.