raphael.jpg

EL ALCALDE DE ESPARTINAS TACHA DE DESPILFARRO EL CONTRATO DE RAPHAEL FIRMADO POR EL ANTERIOR GOBIERNO (PP)

02/07/2015

El contrato suponía que la sociedad municipal Esdelsa tenía un gasto de 16.500 euros, en cesión de la plaza, colocación de escenario, sillas y compra de 300 entradas

El alcalde de Espartinas, José María Fernández (Cs), ha dado a conocer en la mañana de hoy los pormenores del contrato que la sociedad municipal Espartinas Desarrollo Local S. A. (Esdelsa) firmó con la empresa promotora del concierto de Raphael, que se iba a celebrar en la Plaza de Toros de Espartinas el pasado domingo 28 de junio. Según este contrato, Esdelsa se comprometía a ceder las instalaciones del coso espartinero (de titularidad municipal pero su explotación está cedida a esta sociedad) de forma gratuita sin contraprestación económica alguna. Además, la sociedad debía aportar para el concierto el escenario para la realización del mismo, con unas dimensiones de casi 200 metros cuadrados; sillas que iban colocadas en el ruedo; y el compromiso de comprar 300 entradas que serían abonadas el mismo día del espectáculo. Todo ello suponía un montante final de 16.500 euros. Días antes del concierto, José María Fernández se reunió con los promotores del concierto para comunicarles que ni el Ayuntamiento de Espartinas ni su sociedad de desarrollo podían hacerse cargo de los 16.500 euros firmados en el contrato. Tras varias horas de negociación, se consiguió rebajar esta cantidad a 2.000 euros, que prácticamente se ha quedado a cero, ya que en la Hacienda Guardiola, sede de Esdelsa, se estableció un punto de venta de entradas, y se han generado unos ingresos cercanos a 2.000 euros.

José María Fernández (Cs) ha calificado de “despilfarro económico la gestión llevada a cabo por el Partido Popular en el caso del concierto de Raphael. No sólo no han sido capaz de ingresar un solo euro por el alquiler de la Plaza de Toros para la celebración del concierto, sino que además han dejado una roncha de 16.000 euros para el gobierno entrante”. Fernández valoró de forma positiva el acuerdo que alcanzó, ya que “la cancelación del concierto, nos hubiera llevado a tener que indemnizar a la promotora, y vernos otra vez en el Juzgado. Con los más de 9 millones de euros que tenemos que pagar por el cobro de las tasas por expedición de convenios urbanísticos (declarada ilegal por el Tribunal Supremo) por parte del anterior gobierno ya es suficiente”. El propio Javier Jiménez, portavoz del PP local, reconoció de forma positiva la gestión llevada a cabo por el alcalde en el asunto de Raphael.

Por otra parte, y ante la polémica suscitada en el municipio, quiso aclarar cómo se produjo el reparto de 200 entradas entre los trabajadores del Ayuntamiento. “En la mañana del viernes me reuní con los promotores, y teniendo conocimiento de que la venta de entradas no iba bien, solicité la cesión gratuita de 200 entradas para repartirlas entre los trabajadores municipales”. El primer edil lamenta la polémica creada “quizás de forma interesada”. Al mismo tiempo, manifestó que en los próximos eventos las entradas se repartirán entre las familias que por cuestiones económicas no pueden disfrutar de este tipo de eventos.

Como se recordará, el concierto de Raphael no pudo celebrarse por una indisposición médica del artista, que padecía una afonía que le impedía hablar, y mucho menos cantar. Había vendidas algo más de mil entradas y los precios oscilaban entre los 42,90 euros de las entradas de tendido general y los 119,90 euros en ruedo preferente, delante del escenario.

Pulse aquí para ver el contrato

raphael1