ESDUDO-AYTO-correo.jpg

EL GOBIERNO SALIENTE DEL PP DEJA VACÍA LAS ARCAS DEL AYUNTAMIENTO

22/06/2015

A fecha de hoy, se ha gastado ya casi todo el presupuesto de 2015

Tras una semana en el cargo, José María Fernández, alcalde de Espartinas (Cs) ha comprobado cómo el anterior gobierno municipal (PP) ha realizado durante sus últimos meses una pésima gestión de los recursos del Ayuntamiento para este año hasta el punto de que a fecha de hoy se ha gastado ya todo el presupuesto de este ejercicio. En los meses de abril y mayo, que coinciden con las campañas electorales de autonómica y municipales, el gasto se ha descontrolado de tal manera que el número de facturas registradas a 13 de Junio era de1.032 por importe de 1.687.000 € , mientras que en todo el ejercicio anterior se gestionaron 772 por un importe de 972.000 €. Este descuadre, que supone un incremento de un 33% en la facturación, se ha generado en estos dos últimos meses.
Esta circunstancia se ha producido a pesar de las advertencias y reparos continuos de la Intervención municipal que en varias ocasiones y por escrito ha puesto en conocimiento del anterior equipo de gobierno que “se está generando un gasto y ejecutándose en cuantías tan elevadas, que no se garantiza la suficiencia de créditos para el mantenimiento de los servicios esenciales a que está obligado elAyuntamiento”. La intervención señala que este desajuste lo están produciendo “los gastos extraordinarios, no previstos en los créditos iniciales se están generalizando sin conocimiento previo de la Intervención y sin peticiones previas de existencia de consignación presupuestaria por parte de las Concejalías que lo gestionan”.
A fecha de 13 de mayo, la Intervención ya advierte que “es desproporcionada la ejecución del gasto, y si sigue ejecutándose al ritmo actual, y fuera del control de la Intervención antes de generarse, podrían llegar a registrarse facturas sin consignación presupuestaria, incumpliendo los preceptos legales”. El gobierno municipal saliente ha presumido durante estos años de “estabilidad presupuestaria” jugando con un montante de 7 millones de euros en créditos debidos, cuándo la Tesorería del Ayuntamiento ha advertido que muchos de estos créditos son incobrables porque pertenecen a empresas en quiebra o que ya no existen, con lo que deberían darse de baja de la contabilidad municipal para no ofrecer una imagen distorsionada de la realidad de las cuentas públicas.
Por otra parte el anterior equipo de gobierno tuvo conocimiento de una sentencia condenatoria dos días antes de la constitución del consistorio y prefirió nodarle  difusión a la misma. En dicha sentencia, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 7 de Sevilla, se obliga al Ayuntamiento a pagar antes del mes de septiembre de este año un millón de euros, otro millón de euros antes del mes de febrero de 2016 y posteriores pagos trimestrales de 250.000 euros a partir del año 2017 hasta llegar al total de la condena que es de 4.999.999,70 €, más los intereses y las costas del procedimiento.
Esta condena es fruto de la declarada como ilegal “Tasa por la tramitación de convenios urbanísticos” por la que el consistorio recaudó grandes sumas de dinero que ahora se ve obligado a devolver. Esta condena supone también un revés a la intención del anterior equipo de gobierno que intentó saldar la deuda con solares de propiedad municipal. Propuesta que ha sido desestimada por el magistrado que deja claro en la sentencia que “no se puede obligar a la parte recurrente a recibir un pago en especie, cuanto el Ayuntamiento fue condenado al abono de una cantidad líquida”. El actual equipo de gobierno, tal y cómo prometió en su campaña, va a iniciar una auditoria para examinar a fondo la contabilidad del Ayuntamiento de los últimos años. Para ello va a pedir la colaboración ciudadana de manera que los vecinos que quieran podrán participar en el análisis de facturas y/o aportar datos sobre expedientes concretos en los que se sospeche que se pueden haber cometido irregularidades. Dichas aportaciones se podrán realizar de forma anónima a través de un apartado de la página web del Ayuntamiento.
En palabras del primer edil de Espartinas “sabíamos que la situación de las cuentas públicas distaba muchode la imagen triunfalista que vendía el PP durante la campaña. Nos ha bastado una semana para tomar conciencia de la realidad de las cuentas públicas del Ayuntamiento. Vamos a abrir el proceso de auditoria a la ciudadanía para que pueda participar en el mismo y se depuren las responsabilidades que correspondan. También nos ha sorprendido que Javier Jiménez, anterior teniente de alcalde y liquidador de la sociedad municipal ESDELSA, seguía firmando contratos y adquiriendo compromisos económicos a pesar de que esta empresa lleva varios ejercicios sin asignación económica municipal ya que está en liquidación tras varios años con pérdidas millonarias”.