Movilidad

WhatsApp Image 2019-12-13 at 15.10.21

MEJORAS IMPORTANTES EN EL RAMAL DE VILLANUEVA PARA REDUCIR LA SINIESTRALIDAD

La vía entre Espartinas y Villanueva del Ariscal contará con acerados, carril bici y paso de peatones.

WhatsApp Image 2019-12-13 at 15.13.13

El trabajo conjunto de los Ayuntamientos de Espartinas y Villanueva del Ariscal ha dado sus frutos y hoy viernes la Junta de Andalucía a través de su viceconsejero de Fomento, Jaime Raynaud, ha presentado una serie de importantes mejoras que se llevarán a cabo en el Ramal de Villanueva que unen ambas localidades. En este sentido, el tramo de la carretera A-8075  incorporará acerados, pasos de peatones sobrelevados y carriles bicis para mejorar la seguridad de los peatones y ciclistas, respondiendo así a las reivindicaciones realizadas por los Equipos de Gobierno del Ayuntamiento espartinero (PSOE, IU y VxE) y el del Consistorio de Villanueva (PP) .

El viceconsejero de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Jaime Raynaud, ha presentado el proyecto de mejora en 1,2 kilómetros de esta carretera autonómica, que está considerado como tramo de concentración de accidentes. Este proyecto también incluye una actuación en otro punto de la A-8075, junto a la estación de Cercanías entre Olivares y Villanueva del Ariscal, con la construcción de una estructura de dos carriles sobre la línea ferroviaria Sevilla-Huelva que sustituya el actual trazado, una curva que carece de visibilidad y supone un peligro para la circulación. Raynaud ha trasladado al alcalde de Villanueva del Ariscal, Martín Torres, y la alcaldesa de Espartinas, Cristina Los Arcos, los detalles del proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1,7 millones de euros y que se incluirá dentro del próximo Plan de Infraestructuras del Transporte y Movilidad de Andalucía (PITMA).

Las principales deficiencias que presenta este ramal de la A-8075 entre Espartinas y Villanueva del Ariscal es la falta de acerado en los márgenes, pese a tratarse de un tramo urbano. Como medida de urgencia, se hormigonó las bermas de la carretera para que los peatones no anden por una zona de tierras. Los propietarios de la fincas solo pueden acceder al núcleo urbano con vehículos, ya que la única forma de transitar a pie es por la berma hormigonada. Además, este tramo carece de pasos de peatones y no permite el tránsito a personas con movilidad reducida. El proyecto presentado hoy en el Ayuntamiento de Villanueva del Ariscal propone actuar en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 0 y 1,2, es decir, entre la glorieta junto a la carretera A-8076 y la glorieta que coincide con el límite entre los términos municipales de Espartinas y Villanueva del Ariscal.

La actuación de mejora consistirá en dar a los márgenes de las carretera de las características propias de una zona urbana, que permita conciliar el tráfico con el tránsito a pie. De esta manera, el proyecto plantea la construcción de un acerado de 1,5 metros de anchura en el margen derecho y la construcción de un carril bici de 2,5 metros de doble carril en el margen izquierdo de la carretera. Raynaud ha indicado que, además, se habilitarán hasta siete pasos de peatones sobrelevados para facilitar el cruce en esta carretera autonómica. Además, se sustituirá la barrera metálica de seguridad actual por otra barandilla tipo urbana para asegurar que los peatones sólo crucen por los puntos habilitados para ellos. También se proyecta la instalación de un apeadero y una zona de marquesina a la altura del punto kilométrico 0,5.

El proyecto se completa con una segunda actuación en el kilómetro 3,2 de la carretera A-8075, en el entorno de la estación del tren. Aunque la mayoría del recorrido de esta carretera es en línea recta, el tramo en el que supera el cruce con la línea ferroviaria Sevilla-Huelva tiene un radio de curvatura peligroso que, unido a los elementos existentes junto a la vía, como una pasarela ciclista o barreras de seguridad, hacen que exista una pérdida casi completa de la visibilidad de los vehículos. Esta situación ha ocasionado que esta zona se convierta en un punto negro, según los informes emitidos por los expertos. La solución adoptada es corregir el trazado de la carretera, adelantando el cruce sobre el ferrocarril a la zona inicial de la estación. Eso permite que el nuevo trazado sea prácticamente recto y sin problemas de visibilidad. Para ello, será necesaria la construcción de una nueva estructura de 72 metros de longitud y un ancho total de diez metros, que permitirá que la carretera cuente con dos carriles de 3,5 metros de ancho cada uno, arcenes de un metro y bermas de 0,5 metros.

La alcaldesa de Espartinas, Cristina Los Arcos, y el concejal de Movilidad, José María Calado, han mostrado su satisfacción por las mejoras presentadas en esta vía al tiempo que han vuelto a solicitar a la delegada de Fomento, Susana Cayuelas, una reunión (solicitada a principios de octubre) para acometer de forma urgente mejoras en la carretera A 8076, sobre todo en el tramo que atraviesa el casco urbano de Espartinas.